Nuestra Cofradía cuenta con cuatro imagenes propias, tres de ellas Titulares de la Hermandad, además de contar con dos conjuntos escultóricos cedidos por el Museo Nacional de Escultura para procesionarlos en Semana Santa.

 

SANTÍSIMO CRISTO DESPOJADO

La imagen representa a Cristo de pie, despojado de sus vestiduras, antes de ser crucificado en el Monte Calvario.

 

El Señor está realizado en pino de Suecia y policromada al óleo. Peana e imagen son de una misma pieza, aunque tiene reforzadas las piernas con unos vástagos de titanio que unen la talla. Tiene la peculiaridad de que la corona de espinas está tallada sobre la cabeza del Señor. Tiene una altura de 1,83 cm. a los que se añade una peana representada en forma de peñasco de 12 cm. con lo que la altura total de la imagen es de 1,95 cm. El peso es de 80 Kg. Destaca por su perfección formal, elegancia y sencillez.

 

El Escultor José Antonio Hernández Navarro realizó la imagen del Stmo. Cristo en su taller de Los Ramos (Murcia), entre los últimos meses de 1992 y principios de 1993. Se presentó a la ciudad en el Museo Nacional de Escultura, el 19 de febrero de 1993, dentro del acto de inauguración de la exposición “Caída y Despojo de Cristo”.

 

Fue bendecido en la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Valladolid, D. José Delicado Baeza, el día 20 de marzo de 1993. Su primera salida procesional tuvo lugar el Jueves Santo, día 8 de abril del mismo año, en la Procesión del Santísimo Cristo Despojado, Procesión titular de la Cofradía.

 

La imagen procesiona en la tarde-noche del Jueves Santo, en la Procesión titular de la Cofradía, que llega hasta la S.I.M. Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Valladolid, así como el Viernes Santo en la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor.

 

En Semana Santa, la Candelería que lleva es de vela Blanca, y el exorno floral en tonos rojos, casi siempre Rosa o Clavel, o en los últimos años, un exorno vegetal variado en verdes y morados.

 

La imagen preside una hornacina del siglo XVI situada en la Capilla de la Inmaculada de nuestra Parroquia. Dicha hornacina fue recuperada en el año 1992. Destaca por contener un hermoso fresco en tonos azules de Jerusalen y los cuerpos celestes.

NUESTRA SEÑORA DE LA AMARGURA

Representa a la Virgen María sola al pie de la Cruz (Stabat Mater Dolorosa), con la mirada hacia el suelo abatida por el dolor ante la muerte de su hijo.

 

la Imagen está realizada en pino de Flandes. El tallado de la imagen y la peana de roca está realizado de una misma pieza, siendo tallada la mano izquierda de forma independiente al conjunto y ensamblada posteriormente, al igual que la segunda peana que está dorada con oro fino de 24 kilates y envejecido a posterior. Concluido el tallado se realiza el aparejado con yeso mate y cola de animal. La policromía comienza con una imprimación de laca al alcohol sobre el yeso. Los ropajes, las encarnaduras y la peana están pintados al óleo. Al final del proceso se le da a la imagen una pátina para rematar su aspecto. Tiene una altura de 1,70 cm. a los que hay que sumar 8 cm. de la peana de roca y 10 cm. de la peana dorada, por lo que el conjunto total de la talla mide 1,88 cm. El peso es de 130 Kg.

 

Destaca el rico juego de los plieges de los ropajes de la Santísima Virgen, ataviada al estilo hebreo. Nuestra Madre se encuentra descalza, y es posible, si la iluminación lo permite, percibir las lágrimas que brotan de sus ojos, en una auténtica estampa de sufrimiento y dolor. La apariencia de la Imagen es de una mujer joven pero con ciertos rasgos maduros, acuciantes sobretodo en su frente.

 

El escultor Murciano José Antonio Hernández Navarro, comenzó a tallarla el 18 de noviembre de 1999 y la concluye el 17 de marzo de 2000. Unos días después, el 26 de marzo es trasladada a Valladolid, siendo instalada provisionalmente en el Baptisterio de la Iglesia de San Andrés.

 

Fue bendecida en la Santa Iglesia Catedral de Valladolid el domingo 9 de abril de 2000. Salió por primera vez a la calle en la Procesión de Nuestra Señora de la Amargura, el Jueves Santo día 20 de abril del año 2000.

 

En el año 2011 se impone a la imagen una Diadema de Plata del Siglo XVIII, propiedad de la Cofradía, y una Puñal de plata con detalles en oro, donada por un grupo de Cofrades. La talla se completa con una Cruz, con cantoneras en plata, y un Sudario en tela de hilo, el cual agarra Nuestra Madre con su mano izquierda.

 

La imagen procesiona en la tarde-noche del Jueves Santo, en la Procesión titular de la Cofradía, que se acerca hasta la S.I.M. Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Valladolid. En Semana Santa, la Candelería que lleva es de vela Blanca, y el adorno floral en tonos blancos, siendo en los últimos años Anthuriums y Gladiolos. 

 

La talla se encuentra ubicada durante el año en la Capilla de la Inmaculada de nuestra Iglesia, frente a su hijo Despojado.

SANTÍSIMO CRISTO CAMINO DEL CALVARIO

La imagen representa a Cristo en su camino al Calvario, en el momento que cae al suelo abatido por el peso de la Cruz, y por el sufrimiento al que ha sido sometido. Cristo intenta levantarse sujetando la Cruz, y con la fuerza de su pie derecho hundiéndose en el pavimento de la Vía Dolorosa, mientras con su mirada divina, escruta a los personajes que observan tan dramática escena, expresando a su vez un dolor contenido, no exento de sufrimiento, irradiando una profunda sensación de perdón. A su vez, ofrece su mano izquierda a todos sus fieles.

 

Ha sido la última imagen en formar parte del patrimonio de la Cofradía. El Señor fue tallado por el escultor cordobés Miguel Ángel González Jurado, finalizado en el año 2009.

 

Es una talla completa, en madera de Cedro del Canadá, ahuecada en su interior. La policromía está realizada por el procedimiento tradicional, buscando el estilo Castellano. Como complemento a esta imagen destaca la Cruz arbórea, innovadora en nuestra Semana Santa, que al contar con un peso muy reducido, no hace sufrir a la talla. Dicha Cruz se completa con cuatro cantoneras en plata. Cabe destacar que la soga que sujeta la túnica de Cristo es  natural, y que su efecto de apretar la misma provoca grandes plieges muy trabajados. Curioso es que el Señor porte la cruz con su brazo derecho, algo que le diferencia del resto de Nazarenos de la escuela castellana, que suelen cargar la cruz con el hombro izquierdo.

 

Destaca de la talla la gran expresividad de la faz de Cristo, con la boca entreabierta y visibles los dientes y lengua del Señor. Así mismo, presenta unas manos duras, sufridas, con gran importancia a las arterias y venas. Destaca por estar semi tumbado, sobrepasado por el peso de la Cruz, en contrste con la tradicional erguidez de los Nazarenos Castellanos. 

 

Fue bendecido canónicamente por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Valladolid D. Braulio Rodríguez Plaza, en la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol el 27 de marzo de 2009, y su primera salida procesional se celebró el 7 de abril del mismo año. El Señor cuenta con tres potencias de plata, reflejo de las tres facultades del alma (entendimiento, voluntad y memoria), dos ángeles del Siglo XVIII, propiedad de la Cofradía, que sujetan la cruz, y contorno de peana en plata.

 

La imagen procesiona en la tarde-noche del Martes Santo, en la “Procesión del Encuentro” de la cual la Cofradía es titular junto a la Ilustre Cofradía Penitencial de Ntra. Sra. de las Angustias. En Semana Santa porta candelería en color cera natural, mientras que el exorno floral consta a base de variado vegetal en tonos verdes y morados.

 

El Señor recibe culto en la Capilla de San Francisco de nuestra Sede Canónica.

SANTÍSIMO CRISTO DE LA FE

La imagen del Señor de la Fe fue realizada por el cofrade Leocricio Rodríguez de Monar, en el año 1949, con la que obtuvo el primer premio del Concurso Nacional de Escultura del citado año. Representa a Cristo Crucificado, a punto de expirar. Está tallado en madera de nogal, sin policromía y sin el artificio de los ojos de cristal. Mide 1,30 cm. y empleó 7 meses en su realización.

 

Dicha obra fue donada a la Cofradía por su autor. Su primer destino fue la capilla del Centro Principal de la J.O.C. en Valladolid, donde estuvo hasta su desaparición, siendo trasladado a la sede de la Junta de Semana Santa donde quedó depositada hasta el 25 de marzo de 1989, en que previa certificación del Secretario de la Cofradía fue trasladado a la Sacristía de la Iglesia Parroquial de San Andrés. Desde el año 2013 el Cristo se sitúa en un lateral del presbiterio de la Capilla Sacramental de San Andrés.

 

En el año 1982 procesionó en Semana Santa con la Cofradía del Santo Sepulcro en la Procesión de la Peregrinación del Consuelo en la media noche del Miércoles Santo. Durante varios años participó en la procesión del Santísimo Cristo Despojado de la noche del Jueves Santo.

 

Hasta el año 2012, era conocido como "Cristo de Leocricio". No obstante, la Junta de Gobierno solicitó al Arzobispado la advocación de "Cristo de la Fe", siendo concedida en la Cuaresma de dicho año.

 

Así mismo, esta imagen otorgó Jubileo en el "Año de la Fe", que se celebró de octubre de 2012 a Noviembre de 2013, ya que fue la imagen principal de dicho año en nuestra Diócesis, sumado a que nuestra Sede fue nombrado "Templo Jubilar". Por la celebración de este año pastoral, la imagen procesionó de forma extraordinaria en tres ocasiones; el 30 de septiembre de 2012, en la apertura del citado año, desde la Catedral hasta San Andrés; el 23 de febrero de 2013, siendo la imagen principal del Vía-Crucis extraordinario celebrado en la Plaza Mayor; y el 24 de noviembre de 2013, en la clausura del Año de la Fe en la Catedral.

"PASOS" CEDIDOS POR EL MUSEO NACIONAL DE ESCULTURA  

CAMINO DEL CALVARIO

Este conjunto Procesional, propiedad del Estado a través del Museo Nacional de Escultura de Valladolid (desamortizado en el Siglo XIX a la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo), fue concedido a perpetuidad por la Autoridad Eclesiástica para su alumbramiento procesional por nuestra Cofradía el 16 de Febrero de 1958.

Es, sin duda alguna, uno de los más bellos grupos escultóricos de la Semana Santa vallisoletana. Tallado en 1614 por el insigne escultor Gregorio Fernández, a excepción del Cristo, atribuido a Pedro de la Cuadra en el año 1610.

Se compone de cinco tallas: Cristo, llevando la cruz a cuestas con ayuda del Cirineo; la Verónica, en actitud de sostener la tela en la que Cristo enjuga el sudor de su rostro; y dos sayones anunciando su paso, el de la soga y el de la trompeta. Es un paso de gran simbolismo, así como de gran calidad, sobretodo mostrada en las imágenes del Cirineo (vestido a la antigua ausanza labriega Castellana) y la Verónica (con unos riquísimos plieges y estofados en sus ropajes). Es el único paso en nuestra ciudad que recoge el momento en el que Simon de Cirene ayuda a Cristo a llevar la Cruz, como también es el único que cuenta con la imagen de la Santa Verónica, que sujeta en sus manos cada año un paño diferente, estrenado y bendecido en el acto de presentación del citado lienzo (puedes consultar este acto en nuestra web).

Participa actualmente en la Procesión del Santísimo Rosario del Dolor del Lunes Santo y en la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor en la tarde del Viernes Santo.

También fue el paso que desde 1958 hasta el año 2008 alumbró la Cofradía cada Martes Santo en la Procesión del Encuentro de la Santísima Virgen con su hijo en la calle de la Amargura, con la peculiaridad que del año 1991 al 2004 salió el Cristo en solitario separado del conjunto.

Este histórico paso se conserva y puede ser visitado durante todo el año en la “sala de pasos” del Colegio de San Gregorio, sede del Museo Nacional de Escultura. Desde el Jueves de Pasión hasta el Viernes Santo está en la Iglesia de San Andrés Apóstol. Carece de exorno floral y candelería, ya que trata de representar el misterio lo mas fielmente posible, y es iluminado por un sistema de focos eléctricos.

PREPARATIVOS PARA LA CRUCIFIXIÓN

Fue el primer paso que se le adjudicó a la Cofradía para sus desfiles procesionales, incluso desde antes de su fundación en 1943 por miembros de la J.O.C. Antiguamente se llamaba “El Despojo” porque su Cristo original representaba el momento en que le eran arrancadas las vestiduras tras el azotamiento, y en él figuro la imagen del Santo Cristo del Despojo hasta 1949.

 

Se trata de una composición dramática, obra del Escultor Juan de Ávila, realizada en 1679 a excepción del Cristo, que se perdió en un incendio. El actual, un Ecce-Homo que no representa el momento cronológico del misterio, es obra de Francisco Alonso de los Ríos, fechado en 1641.

 

Se compone de 4 imágenes:Con el Madero Santo preparado en el suelo, los sayones se entregan a la tarea de disponer la muerte del Redentor. Uno taladra el leño con un barreno, otro se dispone a abrir el hoyo donde a de ser colocada la Cruz, y el otro mantiene tensa la maroma que rodea el cuello de Cristo que preside la escena.

 

Participa únicamente en la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor del Viernes Santo, ocupando el segundo lugar de los tres pasos con los que participa la Cofradía en esta magna procesión.

 

El paso, propiedad del Ministerio de Cultura, se custodia en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid, que le conserva durante todo el año en la “sala de pasos” de la calle Rondilla de Santa Teresa. (El paso fue desamortizado en el Siglo XIX a la Insigne Cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno). Desde el Jueves de Pasión hasta el Viernes Santo está expuesto en la Iglesia Parroquial de San AndrésApóstol.

 

Carece de exorno floral y candelería, ya que trata de representar el misterio lo mas fielmente posible, y es iluminado por un sistema de focos eléctricos.

Tweets de Despojado Valladolid @DespojadoVA

CONTACTO

 

REAL COFRADIA PENITENCIAL DEL SANTISIMO CRISTO DESPOJADO
Plaza San Andres 2, 2ºB (Locales Parroquiales)
47004 Valladolid

 

Teléfono: 983.511.138 - 659.895.369

 

secretaria@cristodespojadovalladolid.com

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© REAL COFRADIA PENITENCIAL DEL SANTISIMO CRISTO DESPOJADO - 2016 - Fotografías: Archivo general de la Cofradía y Teodoro Beneite